lunes, 5 de diciembre de 2016

Manzana para dos

Hoy mi post va sobre lectura.

Hace unos meses tuve la gran suerte de escuchar una conferencia a cargo del matrimonio Basallo/Díez, motivo que me llevó a comprar su libro, Manzana para dos, y leérmelo de cabo a rabo.



Lo genial del libro es que quien escribe la novela es la serpiente. Sí, la misma que tentó a Adán y Eva en el Paraíso. Y desde su visión se pueden comprender un sinfín de temas que nos acechan hoy en día. Conocerás sus planes y sus más oscuros secretos.
¡Te animo a leerlo!




Y la conferencia fue sobre Comunicación en el Matrimonio. Aquí te transcribo las ideas que cacé al vuelo.

El matrimonio es una máquina de producir felicidad.

Debemos ser forofos uno del otro: amar los defectos del otro, llevarse bien, ser muy buenos amigos, fiarse del otro.

La clave es la confianza. La desconfianza es la puerta de las rupturas.

Existe matrimonio desde el punto 0 de la humanidad. Antes de la sociedad. En todas las culturas. Es una unión de tres = dos (hombre y mujer) y Dios.

En la actualidad existe una mentalidad divorcista. Las personas se casan pensando que quieren ser felices; cuando lo que tienen que saber es que se casan para aprender a amar (no porque aman a esa persona).

El ámbito natural donde amar y ser amado es el Matrimonio.

Cuando hay problemas: es por falta de entrega. Y debe ser una rendición al otro sin condiciones.

La entrega es la respuesta a la vocación. Para que haya entrega hace falta comunicación.